natura5
natura4
natura3
natura6
natura2
natura1
natura1
natura4
natura6
natura3
natura2
natura5

LA HISTORIA

La villa di CafaggioloA lo largo del curso del río Sieve, a corta distancia entre sí, surgen poblaciones de antiguo y complejo origen.
Las que ya eran áreas importantes en época etrusca, con los romanos se convierten en sedes de colonias y núcleos de población. Las familias de los nobles Medievali, Guidi y Ubaldini enseguida comenzaron a competir con el Ayuntamiento de Florencia, que se estaba expandiendo en busca de “nuevas tierras”. A partir del 1300 esta zona vivió un nuevo período de notable desarrollo gracias al especial valor estratégico y económico que tenía para Florencia la cuenca del Mugello.
La familia de los Medici, originaria de estas tierras, y la de los Lorenesi la convirtieron en la niña de sus ojos e invirtieron ingentes recursos económicos para consolidar su presencia en los alrededores de Florencia. Quedan en pie hoy en día importantes obras arquitectónicas y fortificaciones, castillos, palacios y villas que documentan esta época de desarrollo del Mugello. Por lo demás, también la historia artística y cultural de Florencia encuentra en esta zona elementos de vital importancia en su desarrollo. Aquí nacieron artistas como Giotto o el Beato Angelico y trabajaron arquitectos importantes en la construcción de los pueblos de las llamadas “tierras amuralladas”. Asimismo, los elementos paisajísticos que quedaron plasmados en tantas obras pictóricas florentinas encuentran aquí su referente evocador.

EL AMBIENTE

Paesaggio con cipressi nei pressi di Borgo San LorenzoEl territorio de la Comunidad Montana comprende dos áreas geográficas: el Mugello propiamente dicho y el Alto Mugello o Romaña Toscana. Los valles del Mugello están situados en la parte media superior de la cuenca hidrográfica del río Sieve. Se trata de una cuenca amplia que limita al norte con el principal parteaguas de los Apeninos (desde el Monte Citerna al Giogo di Villore), al sur con los estribaciones del Monte Giovi y el Monte Senario, y cierra al oeste con los Monti della Calvana, al otro lado de los cuales se extiende la provincia de Prato. En esta zona se alzan las poblaciones de Vaglia, San Piero a Sieve, Barberino di Mugello, Scarperia, Borgo San Lorenzo y Vicchio.
El paisaje del Mugello es complejo. Hay cumbres de bosque frondoso, feudo del jabalí, el corzo y el zorro, y zonas de castaños y olivares. El paisaje varía de las vastas planicies de las antiguas terrazas limitadas por escarpadas laderas donde se cultiva trigo y girasol, al fértil valle en el que se ubican los principales núcleos de población y las vías de comunicación.
Al norte, entre las cumbres del Mugello y los estrechos que bajan hacia Boloña y la Romaña, en la parte alta de la cuenca del Santerno, el Senio y el Lamone, está el Alto Mugello, con poblaciones como Firenzuola, Palazzuolo sul Senio y Marradi. Los peñascos rocosos y las cumbres, si bien superan por poco los 1.000 metros de altitud, dibujan perfiles macizos, a menudo imponentes. El panorama está dominado por bosques vírgenes de haya, castaño, roble y grandes pastos interrumpidos a veces por arbustos de enebro o afloramientos pétreos. La pureza de las aguas y la lozana vegetación ripícola de estos valles componen el hábitat perfecto para muchísimas especies de aves y peces. El clima es de transición entre el clima rígido de la llanura padana, donde los vientos fríos soplan libremente bajando por las estribaciones de los Alpes, y el clima más suave, mediterráneo, típico de la Italia central.
La cuenca del Mugello justo debajo de las cumbres más altas de la cadena montañosa a menudo se convierte en punto de encuentro de vientos fríos de tramontana con cálidos y húmedos vientos de lebeche, siroco o poniente, lo que propicia que en invierno las nieblas que traen estos últimos las aleje el de tramontana o que en verano la tramontana mitigue el calor húmedo que los otros vientos traen.

LOS SABORES

En este territorio toscano a medio camino entre Florencia y Boloña, el viajero podrá descubrir una cocina y una riqueza de productos de la tierra que han conservado a lo largo del tiempo la autenticidad de las tradiciones propias. Los platos heredados de la cocina mugellana son pocos pero todos muy importantes y típicos con sabores “naturales” porque están condimentados con hierbas aromáticas y especias tradicionales y no han sido modificados con la utilización de ingredientes más ricos en gusto de los que con frecuencia hoy se abusa. Los primeros platos normalmente están formados por “tortelli de patata”, tagliatelle con setas, con jabalí, liebre, gachas, sopas, menestras de aroma delicioso y papas. La carne cumple un papel fundamental en la mesa mugellana: bistés de dos dedos de grosor, costillas de cerdo asadas con salchichas, conejos rellenos o el especial cocido de pato.
El queso que se usa es el pecorino, puro de oveja o mixto, y las guarniciones son habichuelas en aceite y verduras mixtas de la huerta, muy apetitosas cuando se sirven fritas (alcachofas, berenjenas, flores de calabacín). Los postres son simples, como el “pan de romero”, la “schiacciata con uva”, clásicos como las crostatas con todo tipo de mermeladas, o postres elaborados como la tarta o el budín de Marradi, que están hechos con la exquisita castaña del Mugello I.G.P (Indicación Geográfica Protegida).

Mugello in pills

Discover Mugello in your next holiday in Tuscany, suggestions for spending 1, 3 or 5 days in Mugello

 

       

Guide del Mugello


Potete richiedere gratuitamente on-line le guide del Mugello!

 

Find us on facebook